Tres habitaciones dobles, amplias, luminosas, llenas de carácter y recuerdos de familia, muebles rescatados de vidas anteriores, libros, cuadros, …

En la planta alta, 36 m2 con cama doble (180×200) que se puede transformar en 2 individuales (90×200), baño completo con bañera y vistas al jardín trasero. Es la habitación más tranquila y la más fresca, con un vestidor independiente y un mirador sobre el jardín.

En la planta alta, 33 m2 con cama doble (180×200) que se puede transformar en 2 individuales (90×200), baño completo con armario y ducha y vistas a la calle arbolada. Es la habitación más luminosa y tiene un pequeño balcón.

En la planta baja, 24 m2 con cama doble (180×200) que se puede transformar en 2 individuales (90×200), baño completo con armario y ducha y vistas a la calle arbolada. Es la habitación menos tranquila, si eres sensible al ruido, puede incomodarte el tráfico por las noches.